Energía Solar

Predicciones para el mercado energético en 2022

Sistemas fotovoltaicos en los techos de Barrancabermeja como los instalados por Innova Solar SAS serán más comunes en el 2022

Todos los años la compañía noruega especialista en temas energéticos OTOVO realiza una proyección para estas fechas sobre los años consecutivos analizado el futuro del sector energético, para el 2022 realiza las siguientes predicciones:

1. Los precios de la energía subirán

Si en 2021 los precios de la energía han sido extraordinariamente altos, en 2022 van a seguir la misma senda. En gran medida, los precios al consumo para 2022 ya están fijados en toda Europa, mediante contratos a largo plazo y regulaciones de precios.

Las causas: la electrificación de los hogares y los automóviles dará lugar a una mayor demanda de energía eléctrica; la preocupación por reducir la huella de carbono derivada del uso de energía incrementará el coste de la contaminación en el mercado europeo de emisiones; los precios del gas y del carbón se encuentran en máximos cíclicos, lo que dará lugar a un aumento de los precios de la energía; además, las inversiones previstas en la red de energía se transferirán a los consumidores a través de las tarifas reguladas.

2. La volatilidad del precio de la electricidad

Según Otovo, las diferencias de precios de hora a hora y de día a día (volatilidad intradiaria e interanual) serán mayores y más frecuentes.

La causa: tendremos una mayor producción de energía dependiente de las condiciones meteorológicas (energía solar y eólica); asimismo, menor capacidad térmica disponible cuando se cierren las centrales nucleares y de carbón. En consecuencia, la variación en la producción de electricidad aumentará, repercutiendo directamente en unos precios más inestables. Ya vivimos esta volatilidad de tarifas y precios durante el día desde el verano pasado, con la nueva estructura de tarifas durante el día.

3. Cobro por congestión más común

Cada vez más países comenzarán a introducir precios de congestión en los acuerdos de consumo para impulsar cambios de comportamiento en el consumo. Entre ellos, tarifas de carga o precios por tiempo de uso. En esencia, esto significa que habrá recompensas por ducharse más temprano y penalizaciones por cocinar la cena al mismo tiempo que todos los demás.

Causas: la electrificación conduce a una mayor diferencia de carga – cuánta energía se consume al mismo tiempo – en la red. El consumo máximo será mayor, y el número de horas donde la red estará congestionada y bajo tensión aumentará. Según Otovo: “el chiste de planchar a medianoche para ahorrar no dejará de tener su punto de realismo”.

4. Boom de la energía solar

La generación de electricidad local y renovable tendrá sentido y será competitiva con la energía de red en más mercados, y para más usuarios. La energía solar residencial y comercial se expandirá a medida que más y más usuarios tomen conciencia de la oportunidad de ahorrar con energía solar.

Causas: En Europa, la previsión para 2022 es que 1,2 millones de viviendas añadan paneles solares a sus techos (IEA y Otovo). Esto supone un crecimiento del 20% con respecto a 2021. Los nuevos programas estatales de subvenciones y los altos precios de la electricidad motivarán a más personas a adquirir paneles solares.

5. Energía solar para recarga de vehículos eléctricos

Las ventas de vehículos eléctricos superan el 10% en la mayoría de los países europeos. La propiedad del vehículo eléctrico está estrechamente relacionada con la propiedad de paneles solares y esta tendencia probablemente se fortalecerá en 2022. Veremos más coches eléctricos cargados de energía obtenida en el techo del garaje o de casa.

Según Otovo: El 57% de los conductores de vehículos eléctricos británicos dijeron que tienen o están considerando añadir energía solar en sus hogares con el fin de cargar sus coches con energía «casera«. Hay una clara correlación entre la propiedad de vehículos eléctricos, la conciencia del uso de la electricidad y el interés por la energía solar.

Además, la eliminación gradual de la facturación neta o las tarifas de excedentes para la energía solar mejorarán la comercialización del autoconsumo. Probablemente, eso aumentará la adopción de vehículos eléctricos para los hogares que funcionen con energía solar.

6. Las baterías se popularizarán

La comercialización de las baterías residenciales y comerciales mejorará drásticamente, con una mayor volatilidad del precio de la electricidad; precios de congestión; y eliminación de las tarifas de alimentación. La continua disminución de precios y la introducción de productos más amigables para el consumidor convertirán las baterías en un elemento doméstico en 2022.

Según Otovo: En 2021 se venderán 185.000 baterías domésticas en Europa. Es un año récord, y las cifras de ventas en la última parte del año indican un crecimiento continuo durante todo 2022 y más allá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × 2 =