Aprender sobre paneles solares Energía Solar

Energía solar, energía del futuro

Con los años la energía solar se va consolidando como el modelo energético del futuro, esto debido a que estos sistemas cada día se hacen más accesibles por la evolución tecnológica que esta reduciendo sus costos pero sobretodo porque los costos de las energías tradicionales son cada vez más elevedas.

La células fotovoltaicas cuentan con un amplio margen para las mejoras técnicas. La nanotecnología, las células multicapa y las de concentración prometen rendimientos mucho más elevados mientas que los combustibles fósiles cada vez tienen más rechazo por su relación con el incremento del efecto invernadero que esta poniendo el riesgo de la sobrevivencia de la especie humana en el planeta tierra. La energía eólica, aunque más limpia, requiere ocupar extensas superficies en el litoral y la montaña. Y el potencial de la energía hidráulica se encuentra prácticamente agotado en el país.

Por estas razones la energía solar es la candidata numero uno para transitar de energías contaminantes a energías mas limpias, y es que contamos con una fuente de energía casi inagotable: cada año, el sol vierte sobre nuestro planeta 1,5 trillones (1,5·1018) de kilovatios hora, 15.000 veces más que la energía primaria consumida por toda la humanidad. Con este potencial muchos más inversores apuestan por la energía solar contribuyendo a su avance tecnológico para reducir sus costos, lo que ha desencadenado que cada día es más habitual ver en ciudades como Barrancabermeja  más instalaciones de generación de energía solar en los techos de las casas, siendo Innova Solar una de las empresas con más instalaciones realizadas y legalizadas.

Este tipo de instalaciones, denominadas como generación distribuida o generación en casa con 100% por la tecnología solar fotovoltaica, que gracias a su modularidad y escalabilidad es válida para prácticamente cualquier tamaño de casa, apartamento o negocio que genera electricidad para un consumo básico de hogar, con uno, dos o tres aires acondicionados hasta hasta para una gran empresa, hotel o fabrica.

¿Por qué nos dirigimos hacia un modelo de generación en casa?

El auge y la promoción de la generación en casa siempre se ha justificado en los beneficios que ofrece tanto a nivel de red eléctrica como económicos y medioambientales:

Beneficios en la red eléctrica. Aquí, donde más hincapié se hace es en la reducción de pérdidas en la red. El hecho de generar la electricidad cerca de los puntos de consumo provoca que haya que transportar menos desde las grandes centrales, lo que hace que las líneas de transporte y distribución vayan menos cargadas y se reduzcan sus pérdidas eléctricas, que para un consumidor doméstico se estiman en un nada despreciable 15-20%. Habitualmente, también se hace referencia a la posibilidad de aplazar las inversiones en nuevas redes (o refuerzo de las actuales) y a la mejora de la calidad y fiabilidad del sistema, aunque esto último depende mucho de la tecnología de generación y de si incluye baterías para almacenamiento o no.

Beneficios económicos. A la generación en casa se le atribuye la capacidad de reducir el precio del mercado mayorista de electricidad, ya que a ojos del sistema se comporta como una disminución de la demanda total de energía. Si bien es cierto que dada la complejidad del sistema es un ahorro muy difícil de cuantificar. Además también se le atribuyen otros beneficios económicos como el aumento de la actividad económica y la generación de empleo.

Beneficios medioambientales. Aquí podemos enumerar todos los inherentes a las energías renovables como la reducción de emisiones de CO2 y otros gases contaminantes, la lucha contra el cambio climático y el aumento de la seguridad de suministro al depender menos de otras energías importadas del exterior, entre otros.

Todo esto ha hecho que la generación en casa haya sido uno de los pilares sobre los que se ha apoyado la transición energética en muchos países, que han promovido con políticas públicas este tipo de instalaciones. Sin ir más lejos, Alemania, la gran pionera europea (y mundial) en instalación de fotovoltaica, ha seguido un proceso similar. La prima o “feed in tariff” pagada a las nuevas instalaciones domésticas por cada kWh vertido a la red ha bajado un 80% en los últimos 15 años. En estos momentos, dependiendo del tamaño de la instalación, el pago por cada kilovatio hora vertido a red puede irse hasta los 0,1018 euros el kWh para instalaciones domésticas, garantizado durante 20 años. Por poner como referencia, en Alemania se paga casi a 0,30 euros el kWh en la factura doméstica, por lo que actualmente interesa más autoconsumir lo máximo posible que verter a red. Países como China también han apostado por este tipo de generación y pronto superará a la Unión Europea en potencia solar distribuida, las cifras ya hablan de que generar energía solar en casa en China ya es más barato que obtenerla de la red eléctrica.

Con la globalización hoy día podemos acceder a esta tecnología a través de empresas serias y comprometidas con el sector como Innova Solar, que pueden poner a la ciudad de Barrancabermeja en una potencia de energía solar como ya hoy lo son ciudades como Berlin, Masdar City, Madrid o Beijing.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × five =